Manual de uso y mantención del hogar

Septiembre 6, 2016 12:52 pm
foto_consejo

Al comprar un auto, la mayoría de la gente lee punto por punto —o al menos en gran parte— el manual de instrucciones, para saber cómo funcionan ciertos mecanismos. Y si se trata de uno usado, lo llevan al mecánico para saber en qué condiciones está y qué arreglos o intervenciones se le han hecho. Sin embargo, no sucede lo mismo con una propiedad, y eso que su valor es sustancialmente más elevado.

Saber cómo funciona la alarma o qué hacer en caso de que falle la encimera de la cocina, son parte del inmenso listado de cosas que hay que tener presentes a la hora de habitar una vivienda. Y aunque la mayoría de las inmobiliarias entregan un manual de uso y mantención —y hasta los datos de las empresas responsables de los artefactos de la propiedad—, la realidad es una: casi nadie no lo lee.

“Hace poco tiempo me cambié a un departamento y la verdad es que nunca leí ni siquiera las primeras páginas del manual que me entregaron. Pero después del terremoto, tuve una filtración en la loggia y no sabía a quién recurrir ni cómo arreglar el problema. Hoy, después de muchos inconvenientes, que quizás podría haber evitado, leí el manual”, asegura Verónica Silva, quien de no haber tenido problemas en su propiedad luego del terremoto confiesa que nunca hubiera leído las instrucciones sobre cómo usar su vivienda.

En Inmobiliaria Su Ksa tienen un diagnóstico poco alentador al respecto. “Aunque nosotros le recalcamos a las personas que vean el manual cuando entregamos el departamento, porque en algún momento lo pueden necesitar, la mayoría no presta atención”, asegura el encargado de post venta de inmobiliaria Su Ksa, Rodrigo Saavedra.

Todo un tema, pues manejar la información oportuna puede marcar una gran diferencia. En el manual se mencionan posibles fuentes de deterioro y las medidas preventivas que se pueden tomar para prolongar la vida útil del inmueble.

El representante de Su Ksa indica que uno de los problemas más frecuentes, y el cual aparece específicamente estipulado en el manual, es la condensación dentro de las viviendas. La aparición de hongos en paredes es muy común si no se sabe manejar, por ejemplo, la ventilación de la vivienda o la calefacción; pero para saberlo hay que leer el manual. “Las personas actúan cuando ya tienen el problema encima”, dice.

Otro punto que da más de algún dolor de cabeza son las redes sanitarias de baños y cocina. En el manual de uso y mantención de la vivienda se estipula cómo usarlas y cómo limpiarlas. Ahí está todo, lo malo es que nadie se da el tiempo de leerlo. Según Saavedra, hacer un buen uso de esta información ayuda a mantener la vivienda en buen estado y por ende a minimizar los riesgos de algún problema futuro.

Pero cuando ya surgió un inconveniente las cartas están echadas; es entonces cuando el manual pude ser de vital ayuda para dar con quienes pueden solucionar el problema. “Si se presenta una filtración por la ruptura de una matriz se puede llamar directamente al contratista que hizo la instalación, si ocurre algo tendrá menos molestias y podrá solucionar el tema mucho más rápido”, comenta Rodrigo Saavedra. Aquí todo radica en manejar los antecedentes correctos y en el tempo oportuno.

Más allá de las instrucciones

El tema del cuidado de la propiedad y el manipular la información adecuada no sólo radica en el uso y mantención. El presidente del Colegio de Arquitectos de Chile, Patricio Gross, es más específico. Propone generar una bitácora de la vivienda.

Algo así como un diario de vida del inmueble, que esté archivado en la municipalidad respectiva, en donde figuren los planos de la edificación, los datos completos de, por ejemplo, qué empresa construyó, qué experiencia tiene esa firma, cuáles son los proyectos anteriores que han ejecutado, quiénes fueron los ingenieros, arquitectos y encargados de hacer el estudio de suelo. Todo.

“La idea es saber la historia de ese edificio y favorecer el que si una persona el día de mañana requiere tener más antecedentes pueda acceder a todo. Y como es información más bien técnica, lo importante es que estos datos se puedan interpretar de forma fácil y expedita. Lo importante es saber exactamente qué es lo que se está comprando”, confiesa Gross.

La idea es que no sólo sean las propiedades nuevas las que cuenten con este diario de vida. Las construcciones antiguas debieran contener además las modificaciones, ampliaciones y posibles fallas que han presentado a lo largo de su historia. Por lo mismo, el presidente del Colegio de Arquitectos cree que esa debe ser una medida que emane desde el gobierno para hacerla obligatoria. Nada de ley del mono o ampliaciones que nunca se regularizan, lo importante es que haya una ley que exija poner los puntos sobres las íes en este tema.

RESPONSABILIDAD. El encargado de postventa de Su Ksa es enfático en señalar que aunque hay personas que leen el manual y solucionan problemas con esa información, son los menos.
Fuente: Portalinmobiliario.com

Pero aún queda mucho camino por recorrer. ¿La razón? La mayoría de las personas no tienen cultura inmobiliaria para exigir la documentación necesaria, por esta razón se debe generar un registro que permita al comprador saber a ciencia cierta qué es lo que está adquiriendo. “Muchas veces la compra de un inmueble es la inversión más importante de la vida y hay ocasiones en que las personas están mas preocupadas de aspectos estéticos pero pasan por alto la calidad en la edificación”, comenta el arquitecto Patricio Gross.

En Su Ksa saben que la información correcta y oportuna es invaluable. Como política de empresa, además de entregar el manual con todas las especificaciones necesarias, traspasan a la administración los planos del edificio, los informes de mantenciones realizados hasta la fecha y la lista de profesionales que participaron en la obra.

Poco a poco el tema se está encaminando, pero mientras no sea una exigencia por parte de los consumidores, es poco lo que se puede hacer. El llamado tanto de Gross como de Saavedra es a tomarse el tiempo necesario para hacer las averiguaciones pertinentes sobre lo que está comprando, leer el Manual y preguntar si es que existen dudas de por medio. Porque si leemos el libro de instrucciones para saber cómo funciona, por ejemplo, una cafetera, ¿por qué no hacerlo con la mayor inversión de nuestras vidas?

Más Noticias

inauguracion_calle
Noticias

Inmobiliaria Aitue concreta aporte urbanístico con apoyo municipal

Una conexión más expedita con Avenida Las Industrias tendrán a contar de este jueves los residentes de Condominio Santa Ana Oriente y otros sectores aledaños. Ello gracias a la prolongación de Costanera Quilque Norte que esta mañana fue inaugurada por el alcalde Esteban Krause y ejecutivos de Inmobiliaria Aitue, compañía que se desarrolló una importante […]

30 de Agosto de 2018
piloto_eav
Noticias

Inmobiliaria Aitue refuerza proyecto en Lomas de San Andrés con sala de ventas

Avanza la construcción de Edificios Altos del Valle, iniciativa de Inmobiliaria Aitue que recientemente reforzó su estrategia comercial con la apertura de una nueva sala de ventas.   El proyecto residencial consta de torres de mediana altura que se levantarán en el punto más elevado de esta zona de pujante crecimiento inmobiliario del Gran Concepción. En […]

17 de Agosto de 2018
departamentos_csao
Noticias

Condominio Santa Ana Oriente conquista a inversionistas angelinos

Comprar una propiedad es una opción segura para aumentar el patrimonio y generar rentas adicionales. Bien lo saben los clientes de Condominio Santa Ana Oriente, que han transformado a este barrio de Inmobiliaria Aitue en uno de los proyectos más exitosos del mercado local.   “Santa Ana Oriente es un proyecto que desde un comienzo […]

23 de Julio de 2018
>> VER TODAS LAS NOTICIAS

Inmobiliaria Aitue

1 Hora

#FinanciamientoAitue Recuerda que al momento de tramitar un crédito hipotecario con cualquier institución financiera debes tener presente tu situación económica personal (presente y futura) y preferir una opción con la cuota mensual más baja y no necesariamente la tasa de interés más baja.
Aquí podemos orientarte: http://www.aitue.cl/financiamiento/