Estamos Juntos y te acompañamos en cada etapa

Comencemos el viaje
¿En qué etapa estás?

Recomendaciones a la hora de comprar una vivienda.

>>

Antes de comenzar la búsqueda de tu hogar ideal, es crucial entender tus necesidades y posibilidades financieras. Cotiza y evalúa distintos proyectos inmobiliarios y compara las opciones para encontrar la combinación perfecta que se ajuste a tu objetivo de compra y presupuesto.

Evaluación de Créditos Hipotecarios:

La elección del crédito hipotecario adecuado puede marcar la diferencia en tu inversión. Cotiza y evalúa propuestas de distintas instituciones bancarias para encontrar la opción que mejor se adapte a tus condiciones. Asegúrate de entender completamente los términos y condiciones de cada banco antes de tomar una decisión.

Reputación y Respaldo:

La seguridad en tu compra es fundamental. Antes de comprometerte, investiga la reputación y el respaldo de la compañía inmobiliaria. Revisa experiencias anteriores y la trayectoria en el mercado inmobiliario.

Asesoramiento Profesional:

Contar con un asesor inmobiliario experto es crucial. Comprender los plazos y procesos asociados con la adquisición de una propiedad es clave. Un asesor te proporcionará información valiosa, responderá tus preguntas y te acompañará en cada paso del camino, para que tu experiencia de compra sea un éxito.

Plusvalía del Proyecto:

Considera la plusvalía del proyecto, que es el aumento del valor de la propiedad con el tiempo. Evalúa la ubicación y entorno, la infraestructura urbana, nivel de desarrollo en el sector, la conectividad, y las tendencias del área. Un proyecto bien ubicado y en desarrollo puede aumentar su valor significativamente a largo plazo.

Recuerda, tu hogar es un lugar para vivir, pero también una inversión para el futuro. Con estos pasos, estarás bien encaminado hacia la adquisición de una propiedad que se alinee perfectamente con tus objetivos y expectativas.

¿Qué es un crédito hipotecario?

>>

Un crédito hipotecario es un préstamo que se otorga para la compra de una vivienda. Hoy en día, la oferta de créditos hipotecarios es diversa, abarcando diferentes tipos de instituciones, desde bancos hasta cooperativas y compañías de seguros, ofreciendo plazos largos (20, 25 o 30 años) con tasas de interés fijas, variables o mixtas. Los requisitos comunes incluyen ingresos comprobables, historial crediticio favorable y una cuota inicial (pie) basada en el porcentaje del valor de la propiedad.

Actualmente, las instituciones financieras suelen requerir al menos el 10% del valor total de la propiedad como cuota inicial al momento de escriturar.

Cuando te acerques a una institución financiera, prepárate para proporcionar información que permita evaluar tu situación crediticia y capacidad de pago. Esto no solo determinará si se otorga el crédito, sino también las condiciones que lo acompañarán.

Aunque las entidades financieras deben seguir las leyes correspondientes, también tienen autonomía para establecer condiciones. Cumplir con los requisitos de ingresos, historial crediticio favorable y una cuota inicial adecuada es clave para superar esta evaluación.

¿Tasa de interés mixta, fija o variable?

>>

Las tasas de interés juegan un papel crucial a la hora de tomar un crédito hipotecario. Al solicitarlo, tendrás que elegir entre tres tipos de tasas: fija, mixta y variable. Cada una tiene sus propias características y es vital entenderlas antes de tomar una decisión.

  1. Tasa Fija:
    Optar por una tasa fija significa que la tasa de interés permanece constante a lo largo de todo el periodo del crédito. Esta opción te brinda la seguridad de que tu dividendo mensual no experimentará variaciones, lo que resulta ideal en entornos económicos inestables.
  2. Tasa Variable:
    Esta tasa se ajusta regularmente según las fluctuaciones en la economía y el mercado financiero. Si bien ofrece oportunidades en momentos de baja tasa de interés, también conlleva el riesgo de aumentos en periodos económicos más complejos.
  3. Tasa Mixta:
    Un crédito con tasa mixta inicia con una tasa fija (generalmente durante los primeros 3 o 5 años) y luego cambian a una tasa variable. Esta opción puede brindar una tasa inicial más baja, pero ten en cuenta que el dividendo podría fluctuar después del período fijo.

¿Hasta que monto de vivienda puedo acceder?

>>

En simple, te explicamos.

Depende de la condición financiera y económica de cada familia, pero en general se considera que no más del 30% de los ingresos mensuales se destine al pago total de deudas, lo que considera por cierto el valor del dividendo.

Consideraciones muy importantes

>>

Debes considerar que el banco tiene como regla general, prestar hasta el 30% de los ingresos de una persona. Por eso ojo, tus deudas totales por ningún motivo deben superar el 40% de tus ingresos.

Además, es importante no contar con cuotas vencidas en créditos de consumo, estudios o casas comerciales. Pagar atrasado es un mal indicador de comportamiento comercial para el banco, ya que puede afectar al score o puntuación que los bancos asignan a la hora de solicitar un crédito hipotecario.

Ellos ven nuestra capacidad crediticia y consideran el endeudamiento potencial a futuro, por eso se aconseja tener la menos cantidad de tarjetas y cerrar las que no se usen.

Ahorro para el pie ¿Tengo o no tengo ahorro?

¿Qué es el Pie?

Representa un monto en dinero, tu ahorro previo, destinado a cubrir la diferencia que el crédito hipotecario no abarca. Algunas instituciones exigen acreditar este ahorro antes de iniciar el trámite del crédito. Es crucial entender que este monto debe ser de dinero no comprometido, evitando así caer en sobreendeudamiento.

Antes de dar el paso hacia tu nuevo hogar, es esencial evaluar tu capacidad de ahorro para el pie en un crédito hipotecario. En la actualidad, los bancos suelen requerir una cuota inicial (pie) equivalente al menos al 10% del valor total del inmueble.

Ventajas de cotizar o comprar proyectos con venta en verde.

Al comprar en verde, aseguras el precio de la propiedad por 2 o 3 años más, accediendo a valores entre un 5% y un 10% más bajos en promedio, asegurando la plusvalía por ese periodo de tiempo. No obstante, se debe considerar la solidez de la empresa y el atractivo del proyecto, que puede incidir en su ejecución y el plazo para concretarlo.

Condiciones de Pago Atractivas: Al comprar en verde puedes acceder a mejores condiciones de pago y promociones exclusivas.

Plusvalía Garantizada: La rentabilidad de tu inversión es mayor en comparación con unidades adquiridas bajo entrega inmediata.

Opciones de pagar el pie en cuotas

Explora la opción de pagar el pie en cuotas, incluso utilizando tarjetas de crédito. En momentos de inflación, suelen existir condiciones promocionales para esta alternativa. No obstante, es fundamental resguardar tu capacidad de pago y comprender todas las condiciones asociadas.

A continuación, puedes acceder a todos nuestros proyectos,
para que veas cual se ajusta más a tus necesidades.

VER PROYECTOS

¿Por qué debo cuidar el nivel de endeudamiento antes de tomar un crédito hipotecario?

>>

Es crucial mantener niveles de endeudamiento bajos para asegurar una evaluación de crédito hipotecario exitosa. Aquí te presentamos consejos clave que te ayudarán a prepararte de manera efectiva:

  1. Mantén Bajos tus Niveles de Endeudamiento:
    Antes de la evaluación de crédito, es esencial mantener tus niveles de endeudamiento bajos. Los bancos suelen seguir la regla general de prestar hasta el 30% de los ingresos de una persona. Asegúrate de que tus deudas totales no superen el 40% de tus ingresos.
  2. Conoce tus Ingresos y Deudas:
    Antes de acudir al banco, realiza un análisis detallado de tus ingresos y deudas. Comprender claramente tu capacidad de endeudamiento te permitirá ajustar tus finanzas de manera proactiva.
  3. Reduce Deudas Pendientes:
    Si cuentas con deudas pendientes, considera reducirlas antes de la evaluación de crédito. Esto no solo mejora tu perfil crediticio, sino que también aumenta tu capacidad de endeudamiento y tu opción de obtener un crédito hipotecario.
  4. Anticipa tus Gastos Futuros:
    Proyecta y planifica tus gastos futuros. Tener una visión clara de tus obligaciones financieras a corto y largo plazo te permitirá tomar decisiones informadas y evitar inconvenientes durante el proceso de evaluación.
  5. Demuestra Estabilidad Financiera:
    La estabilidad financiera es un aspecto importante. Presenta al banco evidencia de tu estabilidad laboral y financiera, ya que esto inspira confianza en tu capacidad para cumplir con las obligaciones del crédito hipotecario.
  6. Busca Asesoramiento Profesional:
    Considera buscar la orientación de un asesor financiero. Un profesional puede ofrecer asesoramiento personalizado basado en tu situación financiera y ayudarte a tomar decisiones informadas.

Al seguir estos consejos, te prepararás de manera efectiva para la evaluación de crédito hipotecario y aumentarás tus posibilidades de obtener la aprobación para escriturar tu nueva propiedad.

¿Por qué es importante no mantener deudas y cuotas vencidas (Créditos de consumo, casas comerciales, créditos universitarios)?

>>

Mantener deudas y cuotas vencidas puede convertirse en un obstáculo significativo para la obtención de un crédito hipotecario. Aquí te dejamos algunas recomendaciones claves:

Evita deudas vencidas y cuotas atrasadas:

Pagar atrasado o mantener deudas vencidas puede ser perjudicial para tu historial crediticio y se convierte en un indicador negativo de comportamiento comercial para el banco. Este hábito afecta tu capacidad para obtener el financiamiento necesario para la compra de tu hogar.

Impacto Negativo en la Evaluación de Crédito:

Los bancos consideran tu historial crediticio como un reflejo de tu responsabilidad financiera. Mantener deudas vencidas indica dificultades en el manejo de tus compromisos financieros, lo cual es interpretado como un riesgo para la entidad bancaria. Este comportamiento puede afectar negativamente tu capacidad para solicitar y obtener un crédito hipotecario.

Repercusiones en la Tasa de Interés y Condiciones:

Incluso si logras obtener un crédito hipotecario con deudas vencidas, es probable que enfrentes tasas de interés más altas y condiciones menos favorables. Los bancos tienden a ofrecer mejores condiciones a aquellos con un historial crediticio saludable.

Importante:

Recuerda que la planificación financiera y la responsabilidad juegan un papel relevante en el proceso de obtener un crédito hipotecario.

¿Qué significa la puntuación o el score que asigna una entidad bancaria a un cliente a la hora de solicitar un crédito Hipotecario?.

>>

Una de las piezas clave en el proceso de la obtención de un crédito hipotecario, es la puntuación crediticia o score que asigna la entidad bancaria. Este indicador es fundamental para determinar tu nivel de riesgo como cliente y puede incidir directamente en la tasa que te asignen. Aquí te explicamos en simple cómo funciona este sistema:

Evaluación de la Capacidad Crediticia:

Al evaluar el financiamiento, el banco examina detenidamente la capacidad crediticia de cada solicitante. Esto implica analizar el endeudamiento utilizado, tipos de créditos y plazos.

Endeudamiento Potencial:

Además del endeudamiento actual, el banco considera el endeudamiento potencial, aquel que aún no se ha utilizado pero que podría emplearse en el futuro. Esto incluye líneas de crédito en cuentas corrientes y cupos en tarjetas de crédito bancarias. Es esencial tener en cuenta que todas las tarjetas de crédito, independientemente de la institución, son consideradas en este análisis.

Cumplimiento de Pagos y Días de Mora:

El historial de cumplimiento de pagos es otro factor determinante. El banco evalúa la puntualidad en el pago de tus obligaciones financieras y también considera los días de mora o cobranza. Este aspecto proporciona una visión clara del comportamiento financiero pasado, impactando directamente en la percepción de riesgo del cliente.

Consejos Prácticos para Mejorar tu Score:

  • Paga tus Obligaciones a Tiempo: Cumple con el pago de tus compromisos financieros en las fechas establecidas.
  • Limita el Número de Tarjetas: Mantén pocas tarjetas y cierra aquellas que no necesitas.
  • Evita Deudas Innecesarias: Piensa detenidamente antes de adquirir nuevas deudas y asegúrate de utilizar el crédito de manera responsable.

¿Qué es un crédito hipotecario?

>>

Un crédito hipotecario es un préstamo que se otorga para la compra de una vivienda. Hoy en día, la oferta de créditos hipotecarios es diversa, abarcando diferentes tipos de instituciones, desde bancos hasta cooperativas y compañías de seguros, ofreciendo plazos largos (20, 25 o 30 años) con tasas de interés fijas, variables o mixtas. Los requisitos comunes incluyen ingresos comprobables, historial crediticio favorable y una cuota inicial (pie) basada en el porcentaje del valor de la propiedad.

Actualmente, las instituciones financieras suelen requerir al menos el 10% del valor total de la propiedad como cuota inicial al momento de escriturar.

Cuando te acerques a una institución financiera, prepárate para proporcionar información que permita evaluar tu situación crediticia y capacidad de pago. Esto no solo determinará si se otorga el crédito, sino también las condiciones que lo acompañarán.

Aunque las entidades financieras deben seguir las leyes correspondientes, también tienen autonomía para establecer condiciones. Cumplir con los requisitos de ingresos, historial crediticio favorable y una cuota inicial adecuada es clave para superar esta evaluación.

¿Tasa de interés mixta, fija o variable?

>>

Las tasas de interés juegan un papel crucial a la hora de tomar un crédito hipotecario. Al solicitarlo, tendrás que elegir entre tres tipos de tasas: fija, mixta y variable. Cada una tiene sus propias características y es vital entenderlas antes de tomar una decisión.

  1. Tasa Fija:
    Optar por una tasa fija significa que la tasa de interés permanece constante a lo largo de todo el periodo del crédito. Esta opción te brinda la seguridad de que tu dividendo mensual no experimentará variaciones, lo que resulta ideal en entornos económicos inestables.
  2. Tasa Variable:
    Esta tasa se ajusta regularmente según las fluctuaciones en la economía y el mercado financiero. Si bien ofrece oportunidades en momentos de baja tasa de interés, también conlleva el riesgo de aumentos en periodos económicos más complejos.
  3. Tasa Mixta:
    Un crédito con tasa mixta inicia con una tasa fija (generalmente durante los primeros 3 o 5 años) y luego cambian a una tasa variable. Esta opción puede brindar una tasa inicial más baja, pero ten en cuenta que el dividendo podría fluctuar después del período fijo.

Además podrás contactarte con nuestros ejecutivos, agendar una
cita y resolver tus dudas y conocer cada detalle de tu futuro hogar.

Si eres cliente Aitue y requieres apoyo en tu proceso de pronta
escrituración, comunícate con tu ejecutiva accediendo al siguiente link:

Agenda Visita Virtual

¡Gracias por conocer más!
Ahora estás más cerca de tu nuevo hogar y pronto nos contactaremos contigo